Diseño de interiores: la Ventana de Marcel Benedito

Diseño de interiores: la Ventana de Marcel Benedito
Casa Sardinera de Ramón Esteve. Foto: Mariella Apolonio

miércoles, 25 de septiembre de 2013

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡Es una mecedora!


Lys Villalba, María Mallo y Juanito Jones son tres jóvenes arquitectos que han desarrollado una sugestiva idea alrededor del mundo casi olvidado de las mecedoras. Todo empezó en un viaje a Colombia, donde descubrieron que los artesanos locales, a falta de fibras naturales abundantes, trabajan trenzando las cintas de material plástico que utilizan las flejadoras industriales. Así empezó Mecedorama.

 
 
Los miembros de Mecedorama haciendo pruebas de resistencia de sus creaciones
 
El zuncho, como lo llama Rogelio, el artesano de la Guajira colombiana que les mostró este curiosa forma de artesanía, se puede utilizar para tejer bolsos, mamparas o cualquier material. Los tres componentes de la firma crearon una serie de armazones metálicos de sutil definición formal y los completaron trenzando zuncho de diversos colores hasta completar una nutrida serie de asientos y mecedoras. Cada pieza se pinta, se ensambla y se teja a mano por medio de un proceso puramente artesano. Las piezas se pueden adquirir a través de la página web de la empresa donde ponen a disposición del cliente una amplísima gama de colores para las estructuras y la posibilidad de combinar una docena de cintas plásticas diferentes lo que las convierte en piezas únicas. De esta forma, además de los diseños propuestos, se pueden crear modelos a gusto de cada uno. Los precios oscilan entre los 250 y los 400 euros. Mecedorama se presentó en la última edición de Salón Satellite de Milán con un notable éxito y ya están estudiando la forma de ampliar su colección.
 








 

No hay comentarios:

Publicar un comentario