Diseño de interiores: la Ventana de Marcel Benedito

Diseño de interiores: la Ventana de Marcel Benedito
Casa Sardinera de Ramón Esteve. Foto: Mariella Apolonio

miércoles, 28 de agosto de 2013

Las tendencias en interiorismo son como la nariz, están ahí pero no las podemos ver

Ya sabemos que en el universo del diseño de interiores no hay pasarela de moda, ni desfile de modelos, ni alfombra roja con famosillos, ni caras conocidas, ni glamour de lentejuelas y maquillaje, ni apenas diseñadores estrella con conciencia de clase (excepto Karim Rashid que se pasea por Milán con traje rosa). Qué le vamos a hacer, así son las cosas.
No disponemos de eso tan socorrido y mediático que es la moda por más que los esforzados fabricantes de pinturas nos propongan un color cada mes (qué fatiga). Pero en cambio tenemos Las Tendencias, que son un tema de más recorrido, más serio y fiable, nada que ver con eso de la moda, de echar uno "rapidito" y a otra cosa. Las tendencias llegan para quedarse por lo menos cinco añitos e iluminarnos el camino del interiorismo con sus sabias enseñanzas. Cuesta un poco pillarlas porque la mayoría son tan evidentes y se enganchan con tanta facilidad a nuestra conciencia que son como la nariz, que sabes que la tienes pero no te la puedes ver (normalmente).



Proyecto de Olga Palmero en Casa Decor Madrid 2013


Pero como poseemos un radar privilegiado y estamos sentados encima de la precaria atalaya del periodismo (que más que una atalaya se empieza a parecer a una liana) vamos a compartir nuestros descubrimientos en lo que a tendencias de diseño de espacios se refiere, de forma desinteresada y gratuita. Oído al parche que se acabará la crisis y luego diréis que no habéis tenido tiempo de hacer los deberes.

1. Muebles acabados a medida del consumidor. Lo más evidente y significativo... Ya no basta con disponer de un  programa modular flexible. Ahora hay que tomar medidas y echar el resto a gusto de cada pedido. Y si se trata de tapizados proponer un app para que cada hijo de vecino escoja sus tejidos, sus ribetes y sus pespuntes. Y rapidito...

2. Distribución fiel a la marca. Las tiendas multimultimarca desaparecerán en favor de aquellas que trabajen con unos pocos fabricantes fieles que sabrán como mimarlas y arroparlas durante la noche. Los grandes fabricantes tendrán sus propios puntos de venta como, por otra parte, sucede en el mundo de la moda. Se ganará servicio, calidad, presentación, tiempo y dinero.
 3. Precios ajustados modelo "vacas flacas". Pásense por Ikea un lunes por la tarde y juzguen. Sin comentarios. (Por cierto, excelente el salmón ahumado de la sección alimentación).
En general, el low cost en interiorismo se organiza con reciclaje, sistemas de autoabastecimiento energético, soluciones simples y versátiles. Y los fabricantes no tienen más remedio que ajustar precios si quieren sobrevivir.

4. Muebles para nómadas. Las personas humanas ya no vivimos más de cinco años en un mismo sitio, de forma que los muebles no se pueden conformar con tener ruedas, deben estar preparados para el nomadismo eterno, que es una actitud ante la vida. Muebles pequeñitos y llevaderos. También aumentará la presencia del mueble de usar y tirar (atención al cartón).


Proyecto de Alfons Tost en Casa Decor Madrid 2013

5. Nuevas tecnologías. Sólo faltaría que la tecnología no llegara a la casa, si cualquier berlina se parece a la cabina de un Concorde... Lo que viene tampoco es para echar cohetes de la Nasa: luces y clima centralizados, ahorro energético a tope, lo mismo con el agua, electros inteligentes, autoabastecimiento de luz, ocio integrado en equipos conectados a la red, espacios de trabajo doméstico...

6. Materias naturales. Esto parece una perogrullada pues es una tendencia que nunca ha aflojado ni un milímetro, ni cuando había money ni ahora. La madera es un valor refugio en nuestro mundo. Pero la cosa ahora va más en serio, con visos de integrismo fanático. Hay que añadir el empuje de la artesanía y de los pequeños estudios de diseño que no dejan de ser talleres de artesano con ordenadores y programas de 3D.

7. Arquitectura saludable. La arquitectura residencial (suponiendo que quede algo de eso tras la crisis) se va a preocupar de la salud de los edificios y, por consiguiente, de las personas que los habitan. Se estudiarán las influencias de los sistemas hidráulicos, eléctricos y electrónicos en las personas para optimizar su uso. Como el feng shui, pero sin tonterías pseudomísticas.

8. Estilos decorativos. Todos aquellos que huelen a autenticidad y a épocas muy determinadas. Los años cincuenta y el nórdico serás los más socorridos. Ver imágenes de la última edición de Casa Decor en Madrid.



1 comentario: